Cincuentenario de la muerte de Gustavo Martínez Zuviría

El próximo miércoles, 28 de marzo, se cumple el 50º aniversario de la muerte del doctor Gustavo Martínez Zuviría. Con tal motivo el Instituto Hugo Wast hará celebrar ese día a las 20hs. una santa misa por el eterno descanso de su alma en la iglesia parroquial Nuestra Señora del Carmen (Rodríguez Peña 840, Buenos Aires). La misa, que será celebrada según el venerable rito Tridentino, estará a cargo de monseñor Antonio Baseotto, obispo castrense emérito, y será acompañada por un coro de canto gregoriano.

“Nunca escribí algo que no pueda ser leído por mis hijos”
Gustavo Martínez Zuviría, conocido por su seudónimo literario Hugo Wast, es el novelista argentino más leído del siglo pasado, autor de 61 libros, tres de los cuales: La Casa de los Cuervos, Desierto de Piedra y Valle Negro, merecieron el Premio del Ateneo Nacional, el Gran Premio Nacional de Literatura y la Medalla de Oro de la Real Academia Española, respectivamente.

Los libros del novelista católico, excelente pintor de las llanuras y montañas de la Argentina, fueron traducidos a 15 idiomas: alemán, checo, eslovaco, esloveno, francés, holandés, húngaro, italiano, inglés, noruego, portugués, polaco, ruso, vasco y japonés.

Hasta la década del 70 sus obras, sólo en lengua castellana habían alcanzado las 471 ediciones, con un total de 2.520.000 ejemplares, una cifra difícilmente alcanzada por otro escritor argentino.

“Nunca escribí algo que no pueda ser leído por mis hijos”, dijo en alguna oportunidad el padre de 12 vástagos.

Comunicado del Instituto Hugo Wast
Cincuenta años han transcurrido desde que Hugo Wast traspasara las puertas de la muerte a la vida y a pesar de la persecución ensañada de la que ha sido víctima por todos los principados, autoridades, poderes y dominios enemigos de la Cruz que se han ido enseñoreando en el mundo, su obra y memoria perduran frescas y vitales para consternación de estos. Su amor a la Argentina, a sus tradiciones, a su pueblo y a la fe católica que enraizó en nuestra nación para permanecer, ha quedado reflejado en su labor literaria y en su acción como hombre público. Hoy podemos decir con serenidad y entusiasmo que su rico legado está vivo y pronto para ser descubierto por aquellos que no lo han conocido.

Hace unos meses el nombre de Gustavo Martínez Zuviría fue arrancado de la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional, Sala que él fundó, en un acto arbitrario y sectario en continuidad con la persecución a la que es sometido. Sin embargo, hoy podemos anunciar con satisfacción que sus obras completas, enriquecidas con sus últimos libros, entre estos uno póstumo, están siendo reeditadas y prontamente serán presentadas al público que con persistencia viene pidiéndolo desde hace muchos años y desde distintos países. Extraños los caminos del Señor que prueba a los suyos, pero no los abandona. En su oportunidad informaremos detalladamente sobre esto.

Breve reseña biográfica
Gustavo Adolfo Martínez Zuviría ve la luz en la ciudad de Córdoba, Argentina, el 22 de octubre de 1883.

A los diez años, 1893, escribe su primer cuento: Carlos Cronwell, o sea El Navegante.

En 1902 ingresa en la Universidad de Santa Fe y es designado el primer Bibliotecario de esta casa de altos estudios, con 50 pesos mensuales. Publica una obrita de teatro: Mi suegra me quiere mucho. Da a luz un trabajo de polémica, El Naturalismo y Zola, y comienza a escribir en Los Molinos, Córdoba, su primera novela: Alegre.

En 1903 publica dos libros: La Creación ante la seudo-ciencia (ensayo polémico) y Fantasías y Leyendas (cuentos).

En 1904 publica el libro de versos Rimas de Amor.

En 1905 aparece Alegre, en dos tomos, editado por Fernando Fe, de Madrid.

En 1906 comienza a colaborar en el diario La Nación, y en la revista Caras y Caretas.

En 1907, a los 24 años, siendo abogado, se doctora en Ciencias Sociales en la Universidad de Santa Fe y en Legislación y Jurisprudencia en la Universidad de Buenos Aires. Publica su segunda novela Pequeñas grandes almas, editada por Montaner y Simón, de Barcelona. Ese mismo año actúa como Secretario de la Asamblea Constituyente de Santa Fe.

En 1908 contrae matrimonio con doña Matilde de Iriondo. Viaja a Europa con su esposa y visita al papa san Pío X, en el Vaticano.

En 1911 publica su novela Flor de Durazno, con el seudónimo Hugo Wast.

En 1912 publica un ensayo científico: El Enigma de la Vida.

En 1915 se afilia al Partido Demócrata Progresista, fundado por el doctor Mariano Demaría, y es candidato a Gobernador de Santa Fe. Dirige el diario Nueva Época.

En 1916 obtiene por oposición la cátedra de Economía Política en la Universidad Nacional de Santa Fe. Es elegido Diputado Nacional. Su novela La Casa de los Cuervos obtiene el primer premio en el concurso de novelas del Ateneo Nacional.

En 1919 el diario La Nación, de Buenos Aires, publica en folletín su novela Ciudad Turbulenta, Ciudad Alegre.

En 1923 la Real Academia Española premia con medalla de oro su novela Valle Negro.

En 1926 el Gobierno Argentino le otorga el Gran Premio Nacional de Literatura por su novela Desierto de Piedra.

En 1927 viaja a Europa con su esposa y sus 10 hijos. En París le nacerán dos más. Recorre Francia, Alemania, Inglaterra, España, Italia, Bélgica, Holanda y Polonia. Hasta 1931 vive en París con su familia.

En 1928 la Real Academia Española lo designa miembro correspondiente. Viaja a los Estados Unidos de Norteamérica y firma contratos con varias empresas para la edición de sus novelas en inglés. La Convención Nacional de Escritores de Washington le ofreció un almuerzo al que asistieron 700 personas. Pronunció una conferencia en la Universidad George Washinton, y fue recibido por el Presidente Calvino Coolidge en la Casa Blanca.

En 1929 se entrevista en Londres con Roberto Cunninghame-Graham, y escribe en París su novela Lucía Miranda.

En julio de 1930 viaja a Polonia, y asiste en Varsovia al Congreso de los PEN Clubs, en representación de la filial Argentina.

En 1931 regresa a Buenos Aires y se hace cargo de la dirección de la Biblioteca Nacional, en cuyo cargo permanecería durante 25 años. Se incorpora a la Academia Argentina de Letras y es una de sus miembros fundadores.

En 1933 es designado presidente de la comisión de prensa del XXXII Congreso Eucarístico Internacional, celebrado en octubre de 1934 con la presencia como Legado Papal del cardenal Eugenio Pacelli, luego papa Pío XII.

En 1937 asume la presidencia de la Comisión Nacional de Cultura.

En 1941, el Presidente de la Nación, doctor Ramón S Castillo, lo nombra Interventor Federal en la provincia de Catamarca.

En 1943 el Presidente, general Pedro Pablo Ramírez, lo designa Ministro de Justicia e Instrucción Pública. El 31 de diciembre de ese año emite el decreto sobre la enseñanza de la religión católica en las escuelas públicas, como materia ordinaria no obligatoria.

En 1949 asume la dirección de la revista Argentina.

En 1954, en plena persecución contra la Iglesia católica, es despojado de su cargo de director y echado de la Biblioteca Nacional, por el presidente Juan Domingo Perón.

En 1957 la Editorial Fax, de Madrid, publica en dos volúmenes sus Obras Completas. Viaja al Perú.

En 1958 celebra sus bodas de oro matrimoniales y las de su primera novela.

En 1960 publica la obra histórica Año X. Viaja por seis meses a España.

En 1961 da término a su última novela, de publicación póstuma: Autobiografía del Hijito que no Nació.

El 28 de marzo de 1962, en Buenos Aires, entrega su alma al Creador.

 

Fuente: http://www.aica.org/index.php?module=displaystory&story_id=30907&format=...