Graves incidentes en una protesta contra la minería en Catamarca

Uno de los pobladores herido por la policía.

En medio de un clima de tensión, la policía catamarqueña dispersó a los pobladores que se oponen a la contaminación minera en la ruta 60 por parte del yacimiento "Bajo la Alumbrera", en Tinogasta.

Minutos después se retiraron del lugar tras lograr que los camiones del yacimiento Bajo de la Alumbrera pasaran, mientras algunos pobladores se reagrupaban para marchar con el fin de protestar frente a la municipalidad local.

La ruta era bloqueada por pobladores que rechazan la explotación del yacimiento minero Bajo la Alumbrera por la terrible contaminación que está provocando en las aguas de la zona.

Los efectivos policiales enfrentaron a los pobladores, que regresaban a la ruta y resistían, en medio de disparos de balas de goma y gases lacrimógenos.

Finalmente, los agentes de la Policía catamarqueña lograron que los camiones del yacimiento Bajo la Alumbrera pasaran por la ruta 60, en Tinogasta, donde varios pobladores resultaron heridos pero continuaban forcejeando esta mañana con los efectivos.

La tensión persistía en el lugar debido a que los pobladores se reagrupaban con el fin de volver a obstruir la ruta, pese a que eran reprimidos por la Policía, que lanzó balas de goma y causó heridas a varios manifestantes.

Días anteriores

 

Se trata de un corte “selectivo” a los transportes que se dirigen al yacimiento, no a todo el tránsito.

La actuación policial de este miércoles (05/02) provocó la detención de 35 personas, entre ellas habría un menor de 13 años, después de que se resistieran a acatar una orden de desalojo.

Entre esos detenidos hay dos periodistas: Juan José Rodriguez de FM EL ALGARROBO de Andalgalá, y Sergio Fernández de Radio FM ESTACIÓN SUR de Catamarca, ambos detenidos durante la cobertura periodística de la protesta.

Estas detenciones se suman a las varias similares realizadas en los últimos días en todo el norte, en las que se llegó a detener “por averiguación de antecedentes" a militantes de la Asamblea de vecinos adentro de un supermercado.

Los medios presentes en el lugar informaron que casi en su totalidad los asambleístas que estaban en el bloqueo de Belén fueron detenidos este miércoles (08/02) en Catamarca y la policía levantó el corte selectivo que mantenían desde hace más de 15 días.

Las primeras detenciones fueron las de tres integrantes de la asamblea del Algarrobo cuando se aproximaban al corte, se produjeron por la tarde de hoy (08/02). Entre ellos un integrante de la Radio mencionada, informó la Red Eco Alternativo, que agregó que estos jóvenes aun se encuentran detenidos, supuestamente bajo el cargo de averiguación de antecedentes.

Graves antecedentes del caso

La empresa Minera Alumbrera, que explota el yacimiento Bajo La Alumbrera, fue demandada civilmente por dos antiguos pobladores de la zona del río Vis-Vis, en Andalgalá, quienes aseguran que debieron retirarse del lugar en el que sus familias vivieron desde "tiempos inmemoriales" a raíz de la contaminación producida por la actividad de la firma. La presentación incluye una serie de estudios científicos que demostrarían el incremento de elementos nocivos en las aguas del río a raíz de las filtraciones en el dique de cola, cuyos peligrosos residuos drenarían hacia la cuenca del Vis-Vis y producirían un daño irreparable para el ecosistema de la zona.

Juana Rosalinda Flores y Manuel Horacio Salas vivieron toda su vida sobre las márgenes del Vis-Vis, unos dos kilómetros más abajo del lugar en que Minera Alumbrera construyó el dique de cola, donde descarga el material contaminante, y una estación de retrobombeo que supuestamente devuelve lo que se filtra. Pero tuvieron que irse a fines de 2002.

De acuerdo con lo que sostienen en la demanda civil, que se tramita en el Juzgado Federal, la llegada de la empresa los perjudicó en primer lugar económicamente, porque les impidió continuar comerciando con Farallón Negro, en Belén, y destruyó los rastrojos en los que cultivaban al construir el mineraloducto, con lo que la finca "fue virtualmente arrasada sin ningún reparo o respeto por la propiedad ajena".

"Desde que empezó la actividad por parte de la empresa Minera Alumbrera, la demandada destruyó los rastrojos, en los cuales se desarrollaba la actividad agrícola, ello en virtud de la colocación del mineraloducto que se extendía próximo al lugar donde se asentaba la casa de la familia Casas-Flores. Comenzaron también con la instalación del dique de colas, los problemas por la contaminación del agua del río Vis-Vis, agua de la que bebían normalmente y la que también abrevaban los animales", explicaron los abogados en la denuncia.

"La calidad del agua provocaba a toda la familia de nuestros mandantes dolores estomacales, diarrea, diarrea con fiebre y vómitos", agregan. Los animales que criaban, principalmente cabras, murieron. De tal modo, la explotación minera provocó "el despojo o abandono de su lugar de residencia, como consecuencia del daño, del aislamiento y la contaminación del agua a la que fueron sometidos".